Tempus Edax Rerum, Tacitisque Senescimus Annis

Saint-Germain-lès-Corbeil, France

    El pasar del tiempo a través de la edad deja su marca permanente en cada uno de nosotros. La edad, marcada en nuestra piel y en nuestras mentes, no se puede borrar, detener ni mucho menos devolver. Es la prueba más fatal de nuestra mortalidad, de esta carga que todos llevamos dentro y de la cual no nos podemos deshacer de ningún modo existente. Los que no hayan visto a un ser amado por varios o aunque sea unos años, se identificarán con más facilidad con lo que escribo; la imagen mental que susodicha persona marcó en nuestras mentes al dejarla la última vez será aplastada por la imagen actual y vivaz que esta persona marcará irrefutablemente de nuevo en nuestras mentes, probablemente sin sospechar o sin ponerle atención al hecho de que tal cambio creará por lo menos sorpresa en nosotros o a lo peor algo de tristeza.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s